La crisálida

La crisálida

Dentro de la crisálida da tiempo para mirar hacia atrás

me sorprende la serie interminable de derrotas disfrazadas

de oropeles que fueron alimento de polillas

son heridas cerradas cicatrices que se sienten en días como éstos.

Pienso en enumerarlas y exponerlas desnudas al juicio que merecen

mas no vale el esfuerzo ni el rubor

cada uno tiene sus banderas blancas y el que no las tiene es muy joven.

Claro que me arrepiento no de todas pero hay una

todos los que han sufrido hacen sufrir

el resto son derrotas a las que volvería a abrir la puerta

porque fueron formadas de pequeñas victorias que se olvidan en el desastre final

y en una vida llena de derrotas esas pequeñas victorias no son cicatrices

bellos tatuajes que me reconfortan.

La crisálida es el mejor sitio para el cambio

solo queda esperar

si resulta lombriz o mariposa.

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s