Acerca de mí

Nací en Madrid en 1955. Soy doctor en Ciencias Químicas y he trabajado una gran parte de mi vida como investigador, publicando numerosos artículos científicos y patentes. He sido empresario, parado, asesor y viajero. Y soy poeta. 

He publicado La Torre Dinamitada (Ed. Devenir 1997), Diccionario de días  (Premio SIAL de poesía en 1999), Poesía 2000-2006 ( Ed. Ariadna 2007), Yo soy más de barra (Ed. Detorres 2013), 108 Senryū (Ed. Ariadna 2016), Mudanza (Ed. Ars Poetica 2019) y las novelas Soleimán el Sanador (Ed. Ariadna 2017) y El pie sin huella (Ed. Amargord 2014) de la que soy co-autor. Mis poemas han aparecido en las antologías Aula CEU de Poesía, (Ed. Universidad S.Pablo CEU 2000), La voz y la Escritura, (Ed. Comunidad de Madrid 2000) y Entonces y ahora, (Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid 2003); así como en las revistas Cuadernos del Matemático , Luces y Sombras, Poeta de Cabra, Cartographica , Prima Littera, Ariadna y Suspiro de Artemisa. Fuí co-director de los ciclos de poesía del CEU 1998-2000. Y soy miembro fundador de la revista en Internet Ariadna-rc.

Blog

A todos los escritores nos gusta publicar un libro. Es la cristalización de nuestro trabajo y también una liberación, puesto que una vez impreso ya no lo podemos cambiar. Es más, una vez publicado, el libro adquiere libertad, la que los lectores le otorgan con su propia interpretación.

A mí también me gusta publicar. Sin embargo, publicar puede ser una trampa. Va muy bien para el ego llevar tu libro en la mano como signo de distinción. Pero no escribimos para alimentar nuestro ego, escribimos para que nos lean, nos lanzamos a la arena desnudos para que el lector nos denigre o nos admire, o todo a un tiempo.

Por esta razón, a partir de ahora publicaré mi obra en este blog. La tecnología nos permite llegar a mucha más gente a través de Internet que con los libros físicos. Eso no significa que no vuelva a publicar en papel. Amo el libro en sí, sus formas, su tacto, su olor, la maravilla de pasar una página, subrayar una frase, un verso … el contenido puede ser el mismo que el de un post pero al igual que con la comida – no es lo mismo tomarla de pie, a toda prisa, que en una mesa bien puesta y con comensales de tu agrado – las palabras, si se sirven en la hermosa mesa que es un libro, se transforman en manjares.

Últimas entradas

Publicaciones

Haz un click sobre la imagen para acceder al libro

Otros sitios donde puedes encontrarme

Contacto