el rostro

cuál será el rostro de mi biografía

uno que para siempre

irá unido a mi nombre

como el de aquella niña abrasada por el napalm

el del sabio arrugado con melena asustada

el del hombre y su puro

el del bigote a cepillo del tirano

o el de un dios coronado con espinas

todos ellos tuvieron otros rostros

más amables más jóvenes o en llanto

y uno de ellos

sería el que tenían de sí mismos

cuál será el de mi nombre

yo elegiría el de hoy

algo ajado y despierto

lavado con el barro tallado con la luz

viejo indudablemente pero aún no derrotado

Porque en los sueños no hay tiempo ni espacio

estoy muerto
todos estamos muertos

y qué más da

universo infinito
tiempo infinito
y nosotros suspiros


y qué más da


yo reto al infinito
una muerte pequeña
por su muerte infinita
aunque esta vez escondo
mis sueños en la manga
son cartas son enigmas
me dan la libertad

a veces el amor…

fuiste tú mi querido sol naciente

me embrujaste en el bosque una mañana

y creí que lo frío era caliente

y que su beso sabía a nirvana

mi viejo corazón no fue prudente

pasó de barro a fina porcelana

y al romperse aprendió ya un poco tarde

que hay veces que el amor es paja y arde

eta carinae

A María Alcocer que con una palabra crea nebulosas.

Eta Carinae: nombre de una estrella y de la nebulosa en la que se encuentra, Está localizada en la constelación de la Quilla (Carina).

el cuarto mono

a mercedes pérez castells

entiendo que no quieras hablar ver ni oír

como los monos de madera

a los que quito el polvo algunas veces

los vi hace años en nikko

salían de la bruma aquella tarde

yo no sabía entonces que había monos en esas montañas

creí que eran diablos

y eran amigos

de los dioses que pueblan las islas japonesas

lo comprendí en un templo

allí estaban tallados en madera

con rostros encendidos

tapándose los ojos los oídos y la boca

pero había uno más

que con sus manos se cubría el sexo

no quieres ver ni oír ni hablar

porque intuyes que vienen

tiempos oscuros

carpe diem o qué otra podrías hacer

y ese otro mono el cuarto nada entiende

el condenado

sólo quiere rasguear vibrantes cuerdas

y desterrar la noche

del corazón

unidos hasta el final

un terrorista

no está dispuesto a negociar

está tan concienciado que no tiene remedio

sólo quiere acabar con el infiel

no dejar huella de su paso por el mundo

nadie lo va parar

algún día dará conmigo

es fácil me conoce tanto como me odia

solo veo una solución

deténganme condéneme ejecuten

la pena capital

llevo un terrorista infalible

y más pronto que tarde acabaré mi trabajo