Divagamatorio

Quise escribir un poema de amor

y no tenía a quien.

Fue entonces cuando un perro ladró

“en el amor a veces no hay quien”

o eso entendí, ladraba en francés.

¿Será verdad,

tendrá razón

este animal

y lo que llamo amor no es tal cosa?

Sublime amor

si acaso un breve choque hormonal

y de nuevo aquel perro ladró

“ama a una flor,

al viento, al mar,

ama la noche y ama la luz,

ama y deja ya de divagar”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s