Alas

Alas

cuando me devolvieron

mis alas

caí en la cuenta

mi soledad construida

como piel

de alguna aleación impenetrable

me había transformado

en un hombre

de acero

un hombre solitario

el único testigo

de mis propias hazañas

héroe desconocido

dentro de su armadura

del que no cantarían

juglares

mandolinas

eléctricas guitarras

ya puedo volar mis alas buscarán

la atmósfera impalpable inhabitada

o el bullicio del bosque

donde apenas hay riesgo de encontrarse con alguien

porque temo la mano

portadora del fuego

que deshaga

lo que soldé con hilo

de una materia oscura

temo mi piel descalza

su traición

se abrirá al primer rayo

como la flor hambrienta

y entonces estaré otra vez

totalmente desnudo

a merced de esa mano

que deseo

que temo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s