El diccionario

                            “Me. We” Muhammad Ali

Azótame hasta que recuerde mi nombre,

no aquel que mis padres al azar eligieron

ni el que en mis tarjetas establece mi rango.

Azótame hasta que recuerde ese nombre

que intuyo en el sueño y la mañana se lleva,

un nombre desnudo de familias y títulos

un nombre que es único y la vida concede

cuando nos alumbra y que olvidamos por miedo.

Es una palabra que a cada uno define,

palabra singular que adquiere su sentido

con otras pues suelta es silencio y junto a ellas

es verso, saludo, pensamiento o canción.

Azótame hasta que comprenda que existo

porque soy palabra imprescindible, adverbio

quizás una simple conjunción necesaria.

1 comentario

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s