Aria de amor eterno

                                                      

Mi cuerpo es tu cuerpo como te pertenece tu pelo y el vestido que te cubre y la música que sale de mis manos.

Tu cuerpo es mi cuerpo como estos versos lo son y mi gorra y mi peculiar narcisismo,

lo sé cuando gimes y tus gemidos se acompañan con los míos.

No hay mayor placer que dártelo sin urgencia, como si creciera la hiedra entre tus piernas

ni más deseada entrega que el desarmarme en tus labios siempre nuevos.

Tenemos mucho tiempo, el tiempo suficiente

para que nuestras raíces se enreden como las de los álamos en el río.

Fotografía de Alfonso Arias “Paputxi”

Aria de amor eterno

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s