Mi suerte

Mi suerte

Cada mañana vuelvo a respirar

renazco sin memoria y necesito

recordar aprender todo de nuevo

mi desmemoria cubre lo que sé

de una capa de cera que el calor

del día ablanda y hace casi líquida

entonces salgo a ver como despierta

el mundo cada día es distinto

lo que sucede es nuevo irrepetible

lo sé por lo que escribo reconozco

mi letra en los papeles de mi mesa

y más tranquilo al ver que no se trata

de aquella maldición de la marmota

adopto la estrategia de las flores

y mi cáliz se llena de rocío

que apacigua la sed de las abejas

siento que en cierta forma su aguijón

rasga el velo que cubre mi memoria

y por esa hendidura los recuerdos

escapan en desorden convocados

por una flor de lis pintada en piedra

el canto de los pájaros el ruido

de una granja en el valle una campana

el violento color del algarrobo

 o el paso de un avión que labra el cielo.

Y camino en la niebla y me deslumbro

cuando la luz se filtra en algún un claro. 

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s