Muerto de risa

cómo me gustaría seguir vivo

para poder escribir mis poemas

mientras la interminable serenata

de Sakamoto acompaña mi mano

pero hay algunos síntomas que me hacen

dudar de mi existencia

ese olor a camembert ya pasado

o al queso que compró mi padre en Francia

merde du diable se llama y así huele

las moscas familiares que me orbitan

como satélites enloquecidos

y los trozos de carne que como migas de pan

voy dejando a mi paso

es verdad que ahora sólo pienso poemas

porque solo me quedan los pulgares

una pena pues son

unos versos de muerte

jamás fui tan cachondo en vida y ahora

estoy muerto de risa

y es que una vez que mueres

acaba la tragedia

y te vuelves más cool

pues todo te resbala

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s