Delicada porcelana

Delicada porcelana

cuando doce palabras

no son frase

sino tajo

que te abre las entrañas

cuando doce palabras

no son frase

sino el vuelo arrogante

de un gran pájaro

por qué doce palabras

dan o quitan

son apuestas

un órdago a la grande

que zanjan las afrentas o declaran

una guerra de mil generaciones

cuando uses la palabra

hazlo con mimo

no es de tu propiedad

y es delicada

porcelana cocida por el tiempo

que se quiebra si la usas malamente

delicada

y no me malentiendas

igual que lo es

el vuelo de una flecha

que la brisa desvía de su diana

pero en algún lugar

la flecha hiere

dónde termina el vuelo

allí enraíza

igual que la palabra

también flecha

y porcelana que quiebra su vuelo

con un golpe de brisa inesperado

es posible que enraíce

en campos fértiles

o no

es más seguro

respetar su vuelo

Esencia

A David Foronda

no quiero que me sigan aunque agrade

porque me espanta más

que al tener seguidores

pierda quizás mi esencia

y me transforme

en un ente mediático

sin arrugas

con piel de maquillaje y músculos de hormonas

hace tiempo que supe de mi insignificancia

así que escribo por permanecer

simplemente en mí mismo

y me atrevo a ofrecéroslo pues sé que no soy único

lo que siento lo sienten otros

con algunos matices pues los árboles se parecen

pero no todos tienen rotas las mismas ramas

nunca me pregunté por qué lo hacía

el papel o el teclado me da igual

aunque a veces prefiero el bolígrafo dorado

que me regaló mi hijo y aún no he perdido

y comienzo

así se abren los poros y por ellos escapan ideas confusas

vapor

que condensa en palabras que me ayudan

a entender los motivos de mi melancolía

incurable tallada como un par de ojos

en este cuerpo que cuido y maltrato

y escribo para embellecer dolores

y poder volver a ellos sin que me hieran

Vejez

Vejez

sólo me queda un ojo

y veo mal de cerca

el oído se satura

con pocos decibelios

y del gusto me queda elgustoesmío

no huelo una mofeta entre mis sábanas

sólo el tacto es consciente

y ese sexto sentido

la razón con que intento comprender

una parte minúscula

infinitesimal del Universo

atisba a su manera

ZOMBI

convivo con un zombi

no hay dudas

                            está muerta

la conocí con vida

y a su cuerpo

                            tan

                                          cálido

y ahora apenas calienta

su bulto entre las sábanas

no muerde

ni transmite

virus

ni estigma alguno

solamente                      atenúa

la sutil vibración que me alienta

hasta apagarla

Dunas

Dunas

dunas dunas hermosas dunas

que se parecen a otras dunas

siempre igual al norte al sur

allá donde mire hay dunas

¿para qué dar un paso más

hacia las dunas si ya he llegado?

Alas

Alas

cuando me devolvieron

mis alas

caí en la cuenta

mi soledad construida

como piel

de alguna aleación impenetrable

me había transformado

en un hombre

de acero

un hombre solitario

el único testigo

de mis propias hazañas

héroe desconocido

dentro de su armadura

del que no cantarían

juglares

mandolinas

eléctricas guitarras

ya puedo volar mis alas buscarán

la atmósfera impalpable inhabitada

o el bullicio del bosque

donde apenas hay riesgo de encontrarse con alguien

porque temo la mano

portadora del fuego

que deshaga

lo que soldé con hilo

de una materia oscura

temo mi piel descalza

su traición

se abrirá al primer rayo

como la flor hambrienta

y entonces estaré otra vez

totalmente desnudo

a merced de esa mano

que deseo

que temo